Connect with us

Enfermedades del Pelo

Covid-19 y la caída excesiva de cabello

Published

on

Es un hecho que para algunos el cabello refleja belleza, es parte de la personalidad, estilo, para otros es poder, fuerza. Además de cuidarlo por cuestiones estéticas, también habla de tu higiene de vida, o bien, es signo de salud.

Desde finales de 2019, la salud y el bienestar público a nivel mundial se han visto enormemente desafiados a causa de la pandemia por COVID-19, ha aumentado la incidencia de trastornos relacionados con la salud, así como los de índole dermatológicos severos, incluida la alopecia difusa, es decir, la caída del cabello en cantidades mayores a lo habitual.

En el estudio llamado “La COVID-19 puede exacerbar la alopecia de patrón y desencadenar efluvio telógeno” del Journal of Open Access Dermatology Research and Therapy realizado por expertos de nuestro país e internacionales en materia de tricología. Hablan de la relación de la COVID-19 y la incidencia de Efluvio Telógeno, en él, se revela una incidencia incrementada de alopecia de patrón y efluvio telógeno, afección causada generalmente por una alteración en el ciclo de crecimiento del cabello y que provoca una disminución general del volumen en los pacientes con COVID-19. De hecho, el estrés psicológico, la inflamación sistémica y el estrés oxidativo, podrían ser un conjunto de causas potenciales de la caída de cabello.

 La doctora Nelly Espinoza, Dermatóloga del Centro de Dermatología de Monterrey, con Master en Tricología y miembro del World Hair Council, colaboradora de dicho estudio señaló que “la inflamación y las hormonas del estrés afectan de manera negativa el metabolismo normal de los proteoglicanos, de los cuales se sabe que son reguladores del ciclo de crecimiento del cabello. Para el crecimiento normal del cabello se requiere la presencia de proteoglicanos alrededor del folículo piloso (o raíz) para lograr un crecimiento de cabello óptimo”.

En el estudio realizado, también se discutió la asociación entre COVID-19 y la alopecia difusa, y se explicó la posición de los proteoglicanos sistémicos en el tratamiento integral de la pérdida de la función normal de los folículos pilosos en COVID-19.

“Estos Proteoglicanos de Nourkrin, es un suplemento efectivo contra la pérdida de cabello con efectos ‘antiinflamatorios’ y de “normalización del ciclo de crecimiento del cabello. De tal modo, Nourkrin tiene potencial en el combate de alopecia de patrón en supervivientes de COVID-19”.

En conclusión, dijo, los proteoglicanos sistémicos pueden considerarse un suplemento seguro, natural y sin efectos adversos para prevenir y tratar la Alopecia de Patrón y el Efluvio Telógeno en relación con COVID-19.

Con respecto a la alopecia de patrón, comentó que parece ser una secuela importante de la COVID-19. Citó la realización de un estudio longitudinal a gran escala en 538 supervivientes a COVID-19 y 184 controles en Wuhan, China, para investigar la prevalencia y los predictores de las secuelas clínicas de la COVID-19. De tres a cuatro meses posteriores al alta médica, la alopecia en distintas proporciones, estuvo entre las quejas más prevalentes en los pacientes convalecientes por COVID-19, y las mujeres la reportaron con mayor frecuencia.

Afortunadamente, los efectos de esta pérdida de cabello pueden corregirse. Así lo indica la doctora Nelly Espinoza, “para ello, es importante establecer un diagnóstico correcto y una estrategia para su tratamiento y cambiar el ciclo de crecimiento del cabello”.

Los tratamientos integrales y supervisados bajo un especialista en dermatología y tricología siempre estarán enfocados en identificar el factor que lo provoca y reestablecer el ciclo normal de cabello, “el cabello por sí solo es el accesorio más valioso que tenemos, y es por ello la importancia de cuidarlo y ponerlo en manos de los expertos para tratar la caída exagerada del cabello de forma eficaz y segura”.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enfermedades del Pelo

Soluciones para tratar alopecia

Published

on

Actualmente existen nuevos tratamientos tópicos, tomados e inyectados que ayudan a controlar la caída del pelo

El estrés producido tanto por la pandemia como por el confinamiento se han sumado a las causas que provocan la caída del pelo, muestra de ello es el aumento en los últimos meses de la consulta médica por este motivo.

De acuerdo a la Dra. Jesse Schwartzberg, directora de la clínica dermatológica Skin Project, es normal perder a diario entre 50 y 100 cabellos. Cuando la caída es mayor y por tiempo prolongado, se debe visitar al especialista, pues esta condición no se resolverá con remedios caseros, productos comprados en supermercados o suplementos alimenticios como la biotina.

“En consulta, primero se ubica el patrón habitual de caída. Si excede, hay que buscar las causas, entre las que se encuentran las hormonales, una mala alimentación; ejercicio extremo, estrés, alguna intervención quirúrgica reciente y tomar ciertos medicamentos”.

Explicó que durante la revisión dermatológica se identifican detalles muy puntuales para saber de qué tipo de alopecia se trata y qué la pudo desencadenar, para prescribir el mejor tratamiento.

Nuevos tratamientos

Con respecto a los nuevos tratamientos para combatir la alopecia. Es apasionante y motivante ver que ya tenemos muchas más opciones, la Dra. Jesse Schwartzberg mencionó que una vez que se realizó el diagnóstico sobre el tipo de alopecia y los factores que la provocaron, el dermatólogo tricológo está en condiciones de prescribir el tratamiento adecuado, el cual ya no solo es tópico, ahora puede ser oral, inyectado y con aparatología.

Comentó que las alopecias más frecuentes que se ven en consulta son la androgénica y el efluvio telógeno, y que en ambos casos se pueden obtener buenos resultados. Lo importante es hacer un buen diagnóstico en las etapas iniciales.

“Hay que enfatizar que son tratamientos largos, que duran varios meses, por lo que es muy importante que el paciente sea constante y que no se desespere”, apuntó la doctora Aline.

Anteriormente, dijo, los tratamientos se limitaban al uso del minoxidil tópico y de algunos suplementos. Ahora, además de la loción, existe la opción oral, la cual lleva usándose más de cinco años, por lo que existen muchos estudios que avalan su eficacia y seguridad a largo plazo.

“Este medicamento hace que se prolongue la fase de crecimiento del cabello o que se renueve si está detenida. Con la versión tópica se logra recuperar 30% del cabello, pero con la oral es posible alcanzar hasta 80%, siempre y cuando haya folículo. Se pueden ver resultados después de 4 o 6 meses de uso”, abundó la especialista.

Señaló que también existen finasteride y dutasteride, medicamentos de la misma familia que tienen el mismo mecanismo de acción, es decir actúan directamente bloqueando la enzima que provoca la miniaturización del cabello.

Ambos son medicamentos seguros y efectivos, sostuvo, pero tienen ciertas restricciones; por ejemplo, no lo pueden tomar mujeres embarazadas o, si se planea un embarazo, se debe suspender su consumo con meses de antelación.

A su vez, dijo, están disponibles las versiones inyectables, lo que permite actuar de forma directa en el folículo. La absorción en sangre es nula, por lo que es un medicamento muy seguro.

“Este tipo de medicamentos están indicados para pacientes con alopecia androgénica y localizada o, bien, para quienes no quieren tomar medicamentos o cuando están en una etapa de mantenimiento. Todos ellos son de venta controlada en consultorios médicos y se prescriben después de un diagnóstico. El dermatólogo tricólogo siempre debe darle seguimiento”, explicó la doctora Aline.

Citó al plasma rico en plaquetas como otro de los nuevos tratamientos, que es muy efectivo para controlar el efluvio telógeno. Es ideal para mujeres embarazadas o para quienes no desean tomar algún medicamento.

En función del diagnóstico, indicó, se pueden prescribir algunos suplementos alimenticios como proteoglicanos, que son extractos marinos que hacen que el pelo retome su fase del crecimiento, mejorando su calidad; y antioxidantes, que combaten los radicales libres, responsables del envejecimiento celular.

Con respecto a la biotina mencionó que no la recomienda porque no existe evidencia científica que respalde sus beneficios; en cambio, sí puede modificar los resultados de ciertos estudios médicos.

También se encuentra disponible el trasplante capilar, aunque no es apto para todos, por lo que se usa como último tratamiento, es decir sólo para poblar detalles en algunas zonas.

Un trasplante, detalló, es un tratamiento complementario y está indicado para la alopecia androgénica, tanto en hombres como en mujeres. Nunca se prescribe como terapia única.

Es preciso, añadió, conocer las condiciones en que se encuentra el cuero cabelludo del paciente, para determinar si el área de la que se quiere tomar el injerto es la mejor y si la zona donde se quiere implantar está en condiciones de recibirlo para que pueda crecer.

“La técnica ha evolucionado. Antes era un procedimiento doloroso que requería rapar completamente al paciente para tomar tiras de cabello que se injertarían en las zonas despobladas. Ahora se realiza con mini injertos y se usan aparatos especiales y muy precisos, para pasar pelo por pelo”.

Se trata de un tratamiento quirúrgico ambulatorio que solo requiere anestesia local. Es una cirugía larga, que dura entre 6 y 8 horas, la cual sólo deben realizarlo médicos certificados y capacitados. El resultado se ve después de un año.

Finalmente, comentó que cada diagnóstico es personalizado y sólo el médico tricólogo puede agregar o suprimir terapias, así como prescribir medicamentos o suplementos alimenticios, dependiendo de la evolución del paciente.

Continue Reading

Enfermedades del Pelo

Alopecia, antioxidantes y biología molecular del folículo

Published

on

Necesario conocer el impacto que tiene la microbiota del intestino en la función de su folículo piloso

Durante la penúltima sesión de 2019 del Colegio DermaJal, la mesa directiva se congratuló por la presencia del Dr. John H. Gaviria Calderón, médico dermatólogo de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, quién participó con el tema Alopecia, antioxidantes y biología molecular del folículo: ¿reemplazando al finasteride?

Destacó que el pelo tiene una importante relación con la calidad de vida de las personas. “Hasta hace 40 años se creía que el minoxidil y el finasteride iban a cambiar por completo la historia de la calvicie, sin embargo quienes trabajamos en tricología nos dimos cuenta que no fue así”.

Creer que habíamos encontrado la solución al problema, sostuvo, nos hizo abandonar la realidad de los hechos, entonces todo el conocimiento que documentamos en la ciencia médica  en el siglo XX acerca del impacto de las hormonas sexuales tiroideas y de la nutrición  en el ciclo del pelo, nos recordó el por qué se cae el pelo.

La predisposición genética, añadió, induce una sobreactividad intrafolicular de los andrógenos, a la cual se suman comorbilidades como la resistencia a la insulina, el síndrome metabólico, la diabetes mellitus, o el síndrome del ovario poliquístico. Con ello se tienen los elementos necesarios que expresan globalmente un incremento negativo de los factores de crecimiento, y una disminución de los factores positivos de crecimiento.

Todos estos efectos, explicó, agrandan la glándula sebácea, el tamaño anatómico, y adicionalmente su funcionalidad, y al final lo que se produce es un pelo miniaturizado, adelgazado que ya no crece, es decir alopecia androgenética.

Hace poco, aseguró, comenzamos a hablar de etiologías secundarias, como es la alteración global de la microbiota en el folículo piloso, generando así un aceleramiento de la alopecia, lo que va a producir es un antagonismo efectivo de la terapia androgenética.

“Todos hemos visto en nuestros consultorios que al mandar finasteride o el DN35, el paciente no mejora. No lo hace porque la suma de todos estos elementos de la biología del pelo, en donde se pierde una gran cantidad de minerales y de nutrientes, y si se adiciona el consumo de tabaco, y la exposición solar. Decimos que la alopecia es una enfermedad fotoagravada que tiene como rasgo común la oxidación”.

La oxidación empeora todo el fenómeno, argumentó, y las etiologías secundarias influyen en la caída del pelo, es decir la androgenización y la alteración de la microbiota, que produce inflamación y conlleva a un estado oxidativo permanente.

Cuando hablamos de alopecia pre generada por todo lo anterior, y vemos publicaciones que señalan que los microbios comensales coordinan junto con el proceso de morfogénesis del folículo piloso toda la migración de las células T reguladoras. Lo que quiere decir, señaló, que en el neonato empieza el proceso de inflamación.

“La inflamación es un mecanismo de reparación, que va disminuyendo progresivamente mientras que la reparación se va dando en forma eficaz, pero resulta que al mismo tiempo que reparamos se genera un espacio para la degeneración. Y si la inflamación persiste, la cual se le denomina inflamación crónica de bajo grado, va a generar un estado degenerativo, lo que hará que nos envejezcamos calvos.

Existen descripciones ya publicadas donde se indica que la inflamación crónica de bajo grado está asociada con el comienzo precoz de la alopecia.

En la Facultad de Medicina se nos enseñó que el sistema inmune tenía polimorfos nucleares y linfocitos, y que la inflamación es un tema celular que se perpetúa por estrés oxidativo. Situación que no es posible controlar con corticoides o esteroides, debido a un estado crónico de estrés oxidativo.

Entonces, cuestionó, la caída del pelo es provocado por las hormonas, sí o no. Cuando el pelo se cae, apuntó, participan diversos elementos como la inflamación, además de los genes, las hormonas, y el ambiente.

Por lo que, el Dr. Gaviria Calderón insistió en la necesidad de conocer el impacto que tiene la microbiota del intestino en la función de su folículo piloso. “Las hormonas sexuales tienen un proceso biológico que está relacionado con las bacterias del intestino, y si termina mal va a generar el trastorno que conocemos como alopecia. En diversas publicaciones se nos recuerda que el folículo piloso es un órgano neuroendocrino, fuente y blanco de la prolactina”.

Todo tiene que ver con todo, subrayó, y ¿por qué empezamos a hablar de sustituir al finasteride? Es porque los tricólogos en Colombia hemos observado que, a pesar de que los estudios señalen que el finasteride no tiene ninguna incidencia en el desempeño sexual de los pacientes, si tiene un impacto en la disminución de la libido.

En mi consulta, dijo, a 40% de los pacientes se les afecta la libido, es por ello que invitó a sus colegas a preguntar sobre el tema a sus pacientes.

Asimismo, cuestionó al auditorio sobre a quién durante su residencia le enseñaron cómo crecía el pelo. A ninguno nos enseñaron, aseguró, sólo cómo se caía. Es necesario saber cómo crece el pelo para poder ofrecerle al paciente una solución, a fin de que no sólo se obtenga un crecimiento epitelial sino también se activen nuevos folículos.

¿Qué hacen los andrógenos? Se trata de hormonas esteroideas, explicó, que participan en el folículo, en la glándula sebácea, y también son protagonistas en el proceso de cornificación, es decir la queratinización de la epidermis.

Al momento de indicar antiandrogénicos, enfatizó, estamos influyendo de manera negativa en el proceso de barrera cutánea epidérmica. “Todo tiene que ver con todo”.

A su vez, comentó que la explicación de porqué funciona el minoxidil reside en la biología del folículo piloso, pues al ser la testosterona susceptible de convertirse en androstenediona por la 17-beta-hidroxiesteroide. Quienes proponen uso, añadió, indican que esa es la acción por la cual funciona el minoxidil, ya que logra que la testosterona no avance al hidroxiesteroide y se vuelva androstenediona. “Se trata de maquinaria metabólica intrafolicular, la androstenediona por una aromatasa se transforma en estrona, hormona femenina que induce un crecimiento del pelo”.

No hay nada nuevo bajo el sol, advirtió, lo que se ha hecho es desconocer publicaciones antiguas, en donde desde 1950 reportaban la participación de las hormonas femeninas en el metabolismo del pelo.

Con respecto al Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) indicó que es una enfermedad que afecta hasta 23% de las mujeres, alteración endocrina común en mujeres de edad reproductiva, cuyo criterio es diagnóstico. Como dermatólogos se nos ha pasado durante mucho tiempo, resulta importante recordar que las alteraciones bioquímicas pueden ocurrir antes de que surjan las alteraciones anatómicas.

El SOP está asociado a una larga lista de eventos: esterilidad, diabetes gestacional, preclamsia, y parto prematuro. Otras entidades a considerar son el hígado graso, síndrome metabólico, diabetes tipo 2, apnea y trastornos del sueño, depresión, ansiedad y trastornos de alimentación, sangrado uterino anormal, e incluso cáncer de endometrio.

“La medicina del siglo XX sigue teniendo impacto en lo que hacemos, hay que aprender de los errores de los demás, porque no tenemos tiempo de cometerlos todos”, concluyó.

Continue Reading

Tendencias