Connect with us

Enfermedades Inflamatorias

Dupilumab para adultos con rinosinusitis crónica con poliposis nasal

Published

on

Se encuentra ya disponible en México un biológico con un mecanismo de acción que logra combatir la inflamación que causa la rinosinusitis crónica con poliposis nasal (RSCcPN) y con ello reducir la intervención quirúrgica hasta en un 83%.

Se trata de dupilumab, un anticuerpo monoclonal desarrollado por la farmacéutica Sanofi que logra controlar de raíz esta enfermedad inflamatoria que hasta hoy se trataba con corticoesteroides sistémicos o cirugías, métodos que solo alivian temporalmente los síntomas y pueden ocasionar efectos adversos a largo plazo.

Con una incidencia de 2 a 5% de la población adulta, la RSCcPN es una enfermedad crónica provocada por la inflamación de la mucosa nasal y de los senos paranasales. En condiciones normales, los senos paranasales están llenos de aire y permiten calentar el mismo; sin embargo, en la RSCcPN se presenta una respuesta excesiva del sistema inmunitario, ante el estímulo de alérgenos, irritantes o infecciones virales, desencadenando inflamación y obstrucción de estas cavidades, dando lugar a congestión o goteo nasal, opresión facial, pérdida del olfato o dolor de cabeza.

Adicional a esta serie de síntomas, los pacientes con RSCcPN desarrollan la formación de pequeñas masas suaves y benignas que se presentan en la nariz o en los senos paranasales conocidas como pólipos nasales, los cuales suelen crecer hasta obstruir las fosas nasales, generando dificultad para el paso de aire por la nariz.

“Lamentablemente la RSCcPN es una enfermedad incurable y compleja que ocasiona mucha molestia e incomodidad en la vida diaria. Para contribuir al bienestar del paciente, se requiere de un tratamiento a base de medicamentos o cirugía para calmar los síntomas y reducir el tamaño de los pólipos nasales”, explica el Dr. Marcos Alejandro Jiménez Chobillon, médico otorrinolaringólogo con sub-especialidad en rinología y cirugía endoscópica de nariz, senos paranasales y órbitas.

No obstante, el desafío de la RSCcPN es que muchos pacientes no responden al tratamiento convencional. Incluso, a pesar de someterse a una cirugía, los pólipos nasales vuelven a aparecer hasta en el 80% de los casos.

Producto de la investigación se ha logrado identificar que en más de 80% de los pacientes con RSCcPN tienen como origen de su enfermedad la inflamación tipo 2, estos pacientes pueden identificarse por la recurrencia de los pólipos a pesar de una cirugía previa; la necesidad constante de corticoesteroides sistémicos y la presencia de otras comorbilidades tipo 2 como asma o rinitis alérgica, que se presenta en la mitad de los casos.

“Confirmar que la inflamación tipo 2 es la causa real en la mayoría de los casos de RSCcPN es un paso muy importante para el control óptimo de esta enfermedad, ya que con esta nueva opción de tratamiento podemos evitar efectos adversos por el uso prolongado de corticoesteroides sistémicos y riesgos inherentes a la cirugía, particularmente por la cercanía de los senos paranasales con los ojos y el cerebro” señala el Dr. Carlos Vázquez Vela, médico otorrinolaringólogo y cirujano de cabeza y cuello.

En este contexto, dupilumab se introduce como una nueva alternativa terapéutica para el control óptimo a largo plazo de la RSCcPN ya que inhibe la inflamación tipo 2. La eficacia de este agente monoclonal ha sido evaluada en dos ensayos clínicos de fase III: SINUS-24 y SINUS-52 que demostraron una reducción significativa del tamaño de los pólipos nasales en el primer año de tratamiento, así como mejoría en la congestión nasal a partir de la cuarta semana. En la misma línea, más de 66% de los pacientes recuperaron el olfato en tan solo seis meses.

“Estos primeros resultados abren un nuevo camino de oportunidades para hacer frente a las implicaciones de la RSCcPN; mejorar la atención a los pacientes y reducir de manera importante el impacto físico y emocional en sus vidas. Nuestro enfoque es promover una mayor investigación y comprensión sobre las patologías relacionadas a inflamación tipo 2 lo cual permite un abordaje integral y eficaz”, concluye el Dr. Said Arablin, gerente médico de Inmunología de Sanofi.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enfermedades Inflamatorias

Día Mundial de la Lucha contra la Depresión

Published

on

Se sabe que 60% de los pacientes con dermatitis atópica (DA) moderada a grave presentan depresión, debido a las molestias constantes en la piel que terminan por alterar el estado anímico en general.[1]

Con motivo del Día Mundial de la Lucha contra la Depresión que se celebra el viernes 13 de enero, especialistas en materia de salud hacen un llamado a visibilizar el impacto que diversas enfermedades pueden tener en el estado anímico de las personas, como es el caso de la DA.

Se trata de una enfermedad en la que prevalece la inflamación crónica de la piel. No solo repercute en la salud física, sino también en la salud emocional del paciente e incluso, de sus cuidadores, afectando las relaciones sociales, de trabajo y de recreación[2], por la complejidad de los síntomas y las diversas esferas de la vida que trastoca.

Síntomas característicos de la DA, como la picazón constante y el enrojecimiento de la piel derivan en una sensación de dolor o ardor. Estudios realizados en EE.UU. indican que, más de 50% de las personas con DA experimentan sensación de dolor, que a su vez se asocia con un rascado excesivo[3], lo que influye en la percepción del día a día de los pacientes.

Quienes presentan DA, también ven afectados momentos de vital importancia como el descanso debido a los trastornos de sueño por la enfermedad. En pacientes infantiles, la incidencia en los trastornos del sueño es de 67%, mientras que en los padres o tutores de pacientes pediátricos con DA existe entre cuatro y ocho veces más de probabilidad de tener menos de seis horas de sueño[4].

Por su parte, entre 15% y 30% de adultos con DA, señalan a la alteración del sueño como el segundo síntoma más molesto en el padecimiento.[5]

Al considerar el aspecto social, la DA también altera las relaciones interpersonales de las personas. Uno de cada tres adultos con DA afirma que la enfermedad interfiere con el establecimiento de relaciones[6] y el 29% siente, incluso, que impacta negativamente en su sexualidad.[7]

“Las afectaciones de la DA son multidimensionales y la suma de dolor crónico, falta de descanso y aislamiento social son aspectos que naturalmente derivan en depresión. Por ello, el Día Mundial de la Lucha contra la Depresión debe servir de reflexión para no subestimar el impacto de la dermatitis atópica ni la intensidad de la depresión que genera, especialmente en casos de DA moderados o graves donde los pacientes y hasta sus familias y cuidadores se sienten abrumados por la desesperación de no poder controlar los síntomas”, señala la doctora Ana del Carmen García, gerente médico de Inmunología de Sanofi.

Para la especialista, la DA es una enfermedad que requiere un abordaje integral, a fin de prestar atención a la salud mental de los pacientes, elemento que muchas veces se puede ver minorizado por la atención, focalizada a las afectaciones físicas de la piel.

Actualmente, dijo, gracias a la medicina de precisión, los pacientes con DA cuentan con innovaciones terapéuticas de la mano de los profesionales de la salud, para lograr un mejor control de los procesos inflamatorios de la DA, lo cual eventualmente, favorece positivamente en la calidad de vida y en la salud emocional.

[1] Revista Alergia México. Estudio epidemiológico sobre dermatitis atópica en México. Disponible en: https://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2448-91902019000200192

[2] Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology. Desvelando los costes reales y los impactos sociales de la dermatitis atópica de moderada a grave en Europa. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/35801296/#:~:text=This%20form%20of%20the%20condition,personal%20expenditure%20of%20patients%2Ffamilies.

[3] National Eczema Association. Eczema Stats. Disponible en: https://nationaleczema.org/research/eczema-facts/

[4] Fishbein, A. B. et al. Sleep Disturbance in School-Aged Children with Atopic Dermatitis: Prevalence and Severity in a Cross-Sectional Sample. The Journal of Allergy and Clinical Immunology: In Practice vol. 9 3120–3129.e3 (2021).

[5] Silverberg, J. I. et al. Patient burden and quality of life in atopic dermatitis in US adults: A population-based cross-sectional study. Ann. Allergy Asthma Immunol. 121, 340–347 (2018).

[6] Zuberbier, T. et al. Patient perspectives on the management of atopic dermatitis. J. Allergy Clin. Immunol. 118, 226–232 (2006).

Continue Reading

Enfermedades Inflamatorias

Necesario tener cuidado de la piel en temporada de frío

Published

on

No tener un adecuado cuidado de la piel en esta temporada invernal puede ocasionar lesiones debido a la escasa humedad, el calor seco de los calentadores y a exponerse a cambios bruscos de temperatura, alertaron especialistas de la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD), quienes detallaron que dichos factores pueden desencadenar o incluso agravar algunas enfermedades de la piel.

Y es que la resequedad en la piel es uno de los primeros síntomas, alertó la doctora Rossana Janina Llergo Valdez. “Las pieles atópicas o en los extremos de la vida tienen mayor sensibilidad y son más susceptibles a desarrollar lesiones que pueden expresarse en la piel como enrojecimiento, descamación, comezón e incluso fisuras, con una afectación variable de superficie corporal dependiendo de la severidad”.

Además, se debe reconocer que en esta temporada algunas afecciones cutáneas ya existentes como psoriasis o dermatitis atópica se pueden agravar. La doctora Llergo refirió que la dermatitis atópica es la enfermedad inflamatoria más frecuente en la infancia y que frecuentemente se exacerba en invierno, por lo que se incrementan las consultas dermatológicas.

Otro de los padecimientos que pueden observarse en temporada de frío, es mayor xerosis (resequedad), asociada a los efectos secundarios de muchos tratamientos que se prescriben para tratar el acné. “Es importante acudir al dermatólogo para limitar los efectos no deseados e incomodos de tu tratamiento y se pueda continuar con el manejo sin suspenderlo, pues la adherencia al tratamiento es fundamental para los buenos resultados y el control del padecimiento”, añadió.

Con la temporada invernal llegan otras molestias como labios partidos, queilitis angular (“boqueras”), piel roja en mejillas y nariz (rosácea), manos secas que con frecuencia se fisuran secundario al rascado, por inflamación y comezón. Es necesario aplicar bálsamos labiales, crema humectante en la cara y en las manos. La aplicación de crema en las manos debe incrementarse en temporada invernal.

Para mantener una piel sana, la doctora Llergo Valdez sugirió algunos cuidados básicos: “la cara y las manos son las partes más expuestas a las bajas temperaturas por lo que deben humectarse con crema diariamente y reaplicar crema posterior a cada lavado de manos”.

La especialista destacó que es importante recordar que el protector solar debe aplicarse siempre, posterior a humectar la piel, aún cuando estemos en interiores o en días nublados, así como recordar que lugares como la playa o sitios nevados representan mayor riesgo para el desarrollo de quemaduras solares.

Finalmente recomendó que “se debe acudir de forma periódica con el dermatólogo para aprender a cuidar al órgano más grande de nuestro cuerpo, el cual cambia y presenta requerimientos diferentes en cada etapa de la vida”, finalizó.

Continue Reading

Enfermedades Inflamatorias

Bajas temperaturas agravan enfermedades de la piel

Published

on

No tener un adecuado cuidado de la piel en esta temporada de frío puede ocasionar lesiones debido a la escasa humedad, el calor seco de los calentadores y a exponerse a cambios bruscos de temperatura, alertaron especialistas de la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD), quienes detallaron que dichos factores pueden desencadenar o incluso agravar algunas enfermedades de la piel.

Y es que la resequedad en la piel es uno de los primeros síntomas, alertó la doctora Rossana Janina Llergo Valdez, presidenta de la FMD. “Las pieles atópicas o en los extremos de la vida tienen mayor sensibilidad y son más susceptibles a desarrollar lesiones que pueden expresarse en la piel como enrojecimiento, descamación, comezón e incluso fisuras, con una afectación variable de superficie corporal dependiendo de la severidad”.

Además, se debe reconocer que en esta temporada algunas afecciones cutáneas ya existentes como psoriasis o dermatitis atópica se pueden agravar. La doctora Llergo refirió que la dermatitis atópica es la enfermedad inflamatoria más frecuente en la infancia y que frecuentemente se exacerba en invierno, por lo que se incrementan las consultas dermatológicas.

Otro de los padecimientos que pueden observarse en temporada de frío, es mayor xerosis (resequedad), asociada a los efectos secundarios de muchos tratamientos que se prescriben para tratar el acné. “Es importante acudir al dermatólogo para limitar los efectos no deseados e incomodos de tu tratamiento y se pueda continuar con el manejo sin suspenderlo, pues la adherencia al tratamiento es fundamental para los buenos resultados y el control del padecimiento”, añadió.

Con la temporada invernal llegan otras molestias como labios partidos, queilitis angular (“boqueras”), piel roja en mejillas y nariz (rosácea), manos secas que con frecuencia se fisuran secundario al rascado, por inflamación y comezón. Es necesario aplicar bálsamos labiales, crema humectante en la cara y en las manos. La aplicación de crema en las manos debe incrementarse en temporada invernal.

Para mantener una piel sana, la doctora Llergo Valdez sugirió algunos cuidados básicos: “la cara y las manos son las partes más expuestas a las bajas temperaturas por lo que deben humectarse con crema diariamente y reaplicar crema posterior a cada lavado de manos”.

La especialista destacó que es importante recordar que el protector solar debe aplicarse siempre, posterior a humectar la piel, aún cuando estemos en interiores o en días nublados, así como recordar que lugares como la playa o sitios nevados representan mayor riesgo para el desarrollo de quemaduras solares.

Finalmente recomendó que “se debe acudir de forma periódica con el dermatólogo para aprender a cuidar al órgano más grande de nuestro cuerpo, el cual cambia y presenta requerimientos diferentes en cada etapa de la vida”, finalizó.

Continue Reading

Tendencias