Connect with us

Acciones Preventivas

Prevenir calambres musculares

Published

on

Los calambres musculares son increíblemente dolorosos, aunque rara vez hay que preocuparse por ellos. El Dr. William Ondo, neurólogo del Hospital Houston Methodist quien se especializa en desórdenes del movimiento explica que, “Los calambres son una condición bastante común. Ocurren casi en cualquier parte del cuerpo, pero más comúnmente en piernas y pies”. 

Pueden ser potencialmente problemáticos cuando te despiertan frecuentemente durante la noche. Si se acompañan de otros síntomas, podrían ser un signo de algún padecimiento oculto de tipo neurológico. 

¿Por qué ocurren los calambres musculares? Durante el día nos movemos mucho, para lograrlo, los nervios motores del sistema nervioso periférico envíen millones de señales a los músculos para que se muevan a nuestra voluntad. Dichos nervios motores son altamente sensibles y algunas veces, envían señales equivocadas creando contracciones musculares anormales.

“Un calambre es esencialmente una contracción espontánea y caótica. Cuando se realizan estudios eléctricos para analizar los calambres, se observa que los nervios motores están enviando señales en una taza demasiado acelerada, mucho más alta que cuando una persona mueve sus músculos conscientemente”, describe el Dr. Ondo.

En muchos casos, el músculo se contrae a tal extremo que toda la extremidad o incluso el cuerpo entero se mueve. 

“Los músculos acalambrados eventualmente se fatigan, o bien, las personas suelen estíralos para romper la contracción. La razón exacta del por qué los nervios mandan estas señales desordenadas, aún no se sabe del todo”, afirma el especialista del Hospital Houston Methodist. 

Existen factores de riesgo que pueden disparar los calambres como son:

•    Al empezar un nuevo deporte o ejercicio
•    Deshidratación
•    Desequilibrio de electrolitos
•    Edad
•    Inactividad
•    Diabetes
•    Embarazo
•    Ciertos medicamentos como diuréticos o estatinas

Los calambres pueden ser de dos tipos:

•    Calambres sin causa aparente, que tienden a ocurrir cuando el músculo está relajado (típicamente durante la noche).
•    Calambres que ocurren durante o después del ejercicio.

“Los calambres nocturnos aparecen con mayor frecuencia con la edad, pero no está totalmente claro el por qué ocurren. Los calambres que se suscitan después o durante una actividad física extenuante se dan cuando los músculos tratan de relajarse, pero están demasiado contraídos, lo que ocasiona que se contraigan aún más. Ninguno de los dos tipos de calambres tiene diferencias fisiológicas, un calambre es un calambre”, explica el Dr. Ondo. 

Cómo parar un calambre. “Cuando un calambre se manifiesta, lo que hay que hacer para deshacernos del dolor, es estirar el músculo en la dirección contraria del calambre. Esto ayuda a romper la contracción, parando el calambre. Esta es la manera más efectiva de parar un calambre.”, comenta el especialista en neurología. 

De acuerdo con el especialista del Hospital Houston Methodist, estas son las mejores maneras de prevenir los calambres:

•    Realizar estiramientos dinámicos para calentar los músculos antes de hacer ejercicio
•    Realizar estiramientos de los músculos después de hacer ejercicio y antes de acostarse
•    Tomar suficiente agua
•    Si estás bajo en electrolitos, tomar una bebida deportiva en lugar de agua

“Si los calambres están acompañados de dolor, debilidad y reducción del tamaño del músculo, es entonces importante acudir al neurólogo para una revisión. Aunque es muy raro, pero es necesario descartar ciertas condiciones neurológicas en estos casos”, recomendó el Dr. Ondo.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acciones Preventivas

Bioestimulador de colágeno, para rejuvenecer la piel

Published

on

Como se sabe el cuerpo genera colágeno de manera natural. Factores como la alimentación, genética, ejercicio y un buen descanso ayudan a mantener por más tiempo la creación y retención del mismo en la piel, sin embargo, después de los 29 años el cuerpo comienza a descontinuar esta función y los signos de envejecimiento se hacen presentes.

El colágeno es la proteína más abundante en el cuerpo humano, forma unas fibras resistentes y flexibles que se encuentran en todos nuestros tejidos. Se encuentra en el sistema óseo, articulaciones, en la piel y órganos en general, su función es regenerar los tejidos para una correcta función y mantenimiento fisiológico. Hablando específicamente de la piel, el objetivo es mantenerla lisa, firme, fuerte y flexible.

Durante toda la vida, tanto la piel como la apariencia física, presentan modificaciones, con el paso de los años se obtiene una disminución de las funciones y capacidades de los individuos, además de un factor fisiológico.

El Doctor Fernando Cherizola, médico estético certificado, abunda sobre otras circunstancias que afectan el deterioro de la piel, así como algunas soluciones que la ciencia y la tecnología ofrecen. Los tres principales factores son:

1.         Genéticos: Entre los 28 y 30 años comenzamos a desarrollar un envejecimiento cutáneo intrínseco.

2.         Ambientales: El clima, la exposición solar, contaminación, sumado a una mala dieta y consumo de tabaco y/o alcohol son algunos de los responsables en acelerar el deterioro en la piel.

3.         Hormonales: Principalmente son las mujeres quienes presentan más alteraciones hormonales y pérdida de las mismas, esto a su vez se ve reflejado en la piel.

Físicamente el deterioro del colágeno genera flacidez, celulitis, aumento en las líneas de expresión y mala calidad de la piel. Para evitar esto, argumenta, existen alternativas que la ciencia y la tecnología han creado para ayudar a recuperar el colágeno en la piel y a su vez la firmeza. Se trata de los bioestimuladores de colágeno tipo 1, tratamientos médicos que impulsa la creación del mismo al momento de estimular los fibroblastos logrando un efecto de neocolagénesis (formación de nuevo colágeno).

Existen diferentes bioestimuladores de colágeno tipo 1, cada uno de ellos requiere de una previa valoración y su aplicación se realiza con un intervalo de entre 4 y 6 semanas:

●         Ácido Poli L Láctico: Aprobado por la FDA desde el 2005, el mejor uso es para zonas corporales como glúteos, abdomen, piernas y brazos. El resultado no es inmediato y se recomienda más de una sesión. Es totalmente seguro con resultados previsibles y reproducibles.

●         Hidroxiapatita de calcio: Aprobado por la FDA desde el 2006, las zonas de aplicación son los surcos nasogeneanos (arrugas que se forman entre las aletas de la nariz y las comisuras de los labios), región malar (mejillas), arco cigomático (pómulos), borde mandibular, mentón, cuello y escote.

●         Microesferas de policaprolactona: Aprobado por la CE Europea desde 2010, ayudan a la estimulación de la producción de colágeno y tejido conectivo, las zonas de aplicación son surcos nasogenianos y manos.

El método de aplicación, agrega, dependerá de la zona y las necesidades del paciente, su aplicación se realiza por medio de  agujas o cánulas, no es doloroso y el resultado es natural y duradero.

El tratamiento es mensual y a partir del tercer mes se verá una disminución en flacidez y signos de la edad, la piel comienza a tener una mejor calidad y luce mucho más lisa y brillante. Los beneficios varían en cada paciente, aclara, pero puede tener una duración de meses hasta años, depende de la dosis aplicada, la zona y paciente. Lo más importante es realizarse una valoración previa y durante los tratamientos.

El tratamiento se puede aplicar en casi cualquier parte del cuerpo donde se desee mejorar la calidad y tensar la piel, así como disminuir la flacidez. Para aplicarlos, se requiere de una capacitación especial para realizarlo en la profundidad adecuada y que los resultados sean óptimos, por ello se recomienda siempre acudir con médicos especializados. Para conocer más sobre los tratamientos se puede visitar su página de internet: www.doctorcherizola.com/.

Continue Reading

Acciones Preventivas

Enfermedades a prevenir para ser un adulto saludable

Published

on

Todos los adultos necesitan vacunas, a medida que envejece el organismo, el sistema inmunológico tiende a debilitarse, poniéndolo en mayor riesgo a contraer ciertas enfermedades que se pueden prevenir como:

Herpes Zóster:
Herpes Zóster es un sarpullido doloroso que se presenta en un lado de la cara o el cuerpo.
Todas las personas que han tenido varicela pueden tener Herpes Zóster. Conforme la persona va envejeciendo, hay más riesgo de padecerla y tener complicaciones más graves.

Enfermedades Neumocócicas:
Las enfermedades neumocócicas son causadas por unas bacterias llamadas neumococos que pueden causar infecciones de oído, pulmón, sangre y cerebro.
Las enfermedades neumocócicas varían de leve a muy grave, llegando a causar discapacidades como sordera, daño cerebral o la pérdida de brazos y piernas.

Virus de Papiloma Humano:
El VPH es la enfermedad de transmisión sexual más común, 8 de cada 10 personas sexualmente activas lo contraen.
Algunas infecciones de VPH pueden causar verrugas genitales, cáncer cervicouterino, de pene, de ano y de cabeza y cuello.

Influenza:
Los virus de la influenza infectan la nariz, las vías respiratorias superiores, la garganta y los pulmones.
Se transmite por medio de gotitas producidas cuando una persona tose o estornuda, este se propaga fácilmente.

Tétanos:
Enfermedad causada por una toxina creada por bacterias.
Puede ser mortal y uno de sus primeros síntomas son espasmos musculares en la mandíbula.

Tos ferina:
La tos ferina es una infección respiratoria muy grave que puede causar ataques de tos violentos.
Casi todas las personas que no sean inmunes a la tos ferina la contraerán si se exponen a ella.

En sus esfuerzos de mantener a los pacientes informados, MSD se ha propuesto crear iniciativas como infovacunacion.com.mx y la campaña informativa #HazViral.

Continue Reading

Acciones Preventivas

#PonAltoAlMelanoma

Published

on

Uno de los factores de riesgo para desarrollar cáncer de piel tipo Melanoma es la exposición a la radiación solar sin la protección adecuada. De acuerdo con GLOBOCAN, en México se registraron más de 2 mil 390 nuevos casos, y mil 538 fallecimientos por esta causa durante el 2020.

MSD difunde información con el hashtag #PonAltoAlMelanoma, con el objetivo de fomentar el conocimiento sobre las señales de alerta, la importancia de acudir al dermatólogo ante los cambios notorios en la piel y aumentar con ellos las probabilidades de tener un diagnóstico temprano.

  • Durante este verano es importante que consideres las siguientes medidas para proteger tu piel y prevenir el desarrollo de este tipo de cáncer:
  • La exposición a la radiación UV sin la protección adecuada causa envejecimiento prematuro de la piel y daños que pueden resultar en cáncer de piel.
  • La gente de cualquier edad y de cualquier color de piel se recomienda limite el tiempo de exposición solar, especialmente entre las 10:00 de la mañana y las 4:00 de la tarde.
  • El riesgo de cáncer de piel aumenta notablemente con el uso de lámparas solares y camas de bronceado antes de los 30 años de edad.
  • Para protegerse del sol, puede usar un sombrero de ala ancha que protege por completo su cara, cuello y orejas.
  • El uso de lentes para el sol contribuye a bloquear la radiación UV para proteger la piel al derredor de los ojos.
  • La ropa con mangas largas y pantalones largos de igual manera contribuyen a la protección solar, sobre todo las telas con tejido cerrado y colores oscuros.
  • Uso de bloqueadores solares con un Factor de Protección Solar (FPS) de 15 por lo menos

Continue Reading

Tendencias