Connect with us

Panorama Médico

Procedimiento mínimamente invasivo para nódulos tiroideos

Published

on

Se le denomina “nódulo tiroideo” al crecimiento de una parte de la glándula tiroides. Se refiere a la presencia de una lesión focal que difiere de la estructura del tejido tiroideo.

El nódulo tiroideo se identifica por inspección o palpación de cuello y generalmente constituye un hallazgo incidental. Se precisa de un protocolo de estudios paraclínicos ya que la mayoría de los nódulos tiroideos son asintomáticos (1).

Anteriormente, la opción inicial para la resección de los nódulos tiroideo era la cirugía, la cual es un proceso invasivo y de lenta recuperación para el paciente. Pero ahora, expertos del Hospital Houston Methodist están implementando una nueva opción en el campo de la tiroides.

Destacan que con el lanzamiento de su nuevo programa de ablación por radiofrecuencia (RFA por sus siglas en inglés), dirigido por el Dr. Helmi Khadra, cirujano oncólogo, el Hospital Metodista de Houston se ha unido a un grupo élite de sólo 15 a 20 centros en todo Estados Unidos que ofrecen este innovador tratamiento mínimamente invasivo para los nódulos tiroideos.

Adaptación de la tecnología para terrenos difíciles

La RFA usa guía por ultrasonido y ondas de radio de alta intensidad para reducir (o “cocinar”) tumores, nódulos y otros crecimientos. Aunque la tecnología se ha utilizado clínicamente durante décadas en otros campos, recientemente evolucionó para que sea segura de usar en el cuello, donde las funciones complejas y críticas están fuertemente concentradas.

En 2018, la FDA aprobó la RFA para su uso en nódulos tiroideos compresivos benignos. Desde entonces, las indicaciones se han ampliado para incluir neoplasias malignas de menos de 1 cm y tumores metastásicos de los ganglios linfáticos del cuello.

“La ablación por radiofrecuencia está cobrando impulso rápidamente y se está convirtiendo en el estándar de atención preferido para muchos pacientes con nódulos tiroideos seleccionados,” comentó el Dr. Khadra.

El problema no es que el equipo sea nuevo o raro; es que muy pocos cirujanos están capacitados para usarlo.

“La tiroides se encuentra encima de la tráquea, el esófago y un nervio importante que controla nuestras cuerdas vocales, y entre las arterias carótidas, las venas yugulares y los nervios importantes”, explicó el Dr. Khadra. “Es complicado controlar el calor en esta área sin dañar nada. Es por eso por lo que hubo muchas dudas en adaptarlo para su uso en la tiroides”.

Beneficios de la ablación por radiofrecuencia

En comparación con la tiroidectomía abierta, las ventajas de la RFA hablan por sí solas. Con la cirugía, los pacientes tendrán una cicatriz visible en el cuello; la cirugía en sí es más larga y requiere anestesia general; el tiempo de recuperación es más largo, con más posibilidades de infección y complicaciones; y la extirpación de toda la tiroides hace que los pacientes dependan de medicamentos hormonales de reemplazo por el resto de sus vidas.

Con RFA, el paciente recibe anestesia local, puede irse inmediatamente después del procedimiento y regresar al trabajo al día siguiente, no tiene cicatrices visibles y, por lo general, conserva una tiroides en pleno funcionamiento.

“Es un cambio de juego significativo tanto para los pacientes como para los médicos. La demanda es fuerte y sigue creciendo, y será un desafío satisfacerla hasta que más cirujanos estén capacitados y tengan la experiencia suficiente para proporcionarla,” aseguró el especialista del Hospital Houston Methodist.

De hecho, sólo unos meses después de la llegada del Dr. Khadra y el inicio del programa de tiroides RFA, el Hospital Houston Methodist ya se ha convertido en el proveedor de mayor volumen en el área de Houston, que cuenta con el centro médico más grande del mundo.

El Dr. Khadra estima que el programa está en camino de proporcionar más de 200 procedimientos RFA por año.

¿Reemplazará por completo la cirugía de tiroides?
“No, probablemente no. Para los pacientes con cáncer de tiroides, a menos que lo hayas detectado en una etapa muy temprana con ciertas características, aún será mejor extirpar la tiroides. Hace que sea más fácil monitorear la recurrencia y las hormonas sintéticas en realidad ayudan a prevenir que el cáncer regrese.”

Agregó que, “todos queremos lo más seguro y fácil para nuestros pacientes, por lo que damos la bienvenida a innovaciones como esta, incluso si eso significa que tenemos que cambiar.”

Fuente:
1- https://www.gob.mx/epn/es/articulos/que-es-un-nodulo-tiroideo

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Panorama Médico

Secreción nasal crónica

Published

on

La nariz que no deja de chorrear es un síntoma común de muchas enfermedades como un resfriado, gripe, COVID-19 y alergias. ¿Qué pasa cuando constantemente tienes que sonarte? En muchos casos, sin aparente razón.

“No siempre se trata solamente de una nariz que gotea” dice el Dr. Mas Takashima, director del Departamento de Otorrinolaringología del Hospital Houston Methodist, especialista en tratar problemas de nariz y senos paranasales y agrega que, “hay muchos otros síntomas que están asociados con la rinitis crónica, incluyendo el estornudo, la congestión, la tos y el picor de la nariz”.

La rinitis crónica, comúnmente conocida como escurrimiento nasal crónico, no genera muchos síntomas graves. Pero sí son muy molestos, en especial si son constantes o no desaparecen.

¿Cuándo se vuelve crónico un escurrimiento nasal?

La rinitis ocurre cuando tu nariz está irritada o inflamada por alguna razón y como respuesta, produce más moco. Esta mucosidad está destinada a atrapar o envolver todo lo que está provocando la irritación, pero también es la causa del goteo nasal y los síntomas que lo acompañan.

Afortunadamente, es algo temporal (llamada rinitis aguda) y no interrumpe tu vida. A medida que la inflamación cede, el escurrimiento nasal también desaparece. “En cambio, cuando padeces de rinitis crónica, la nariz se irrita o inflama constantemente, hasta el punto de que la secreción nasal no parece desaparecer o siempre permanece en el fondo. Esto sin duda puede conducir a problemas significativos en tu calidad de vida”, señala el Dr. Takashima.

“La rinitis crónica se refiere a cuando estos síntomas persisten por meses o incluso años, a pesar de que se han administrado medicamentos durante al menos un mes para tratar el problema” explica el Dr. Takashima. otorrinolaringólogo del Hospital Houston Methodist. “Las personas que constantemente guardan pañuelos faciales en sus bolsillos y que se suenan la nariz con frecuencia son quienes padecen la versión crónica de la rinitis. A veces incluso se avergüenzan de salir en público, especialmente hoy en día debido al COVID-19, al estar conscientes de que toser, aclararse la garganta o sonarse la nariz alrededor de otras personas, puede ser contraproducente”.

¿Qué causa un constante escurrimiento nasal?

Las causas de una rinitis aguda probablemente no sean sorprendentes, como lo son un resfriado, gripe, COVID-19 o alergias estacionales leves. Por otro lado, las causas de una rinitis crónica a menudo no son claras inmediatamente. Pero las más comunes son:

• Rinitis alérgica: cuando los alergenos causan inflamación dentro de la nariz

• Reflujo ácido: cuando el ácido del estómago sube a la nariz e irrita sus revestimientos.

• Rinitis vasomotora: una categoría de rinitis no alérgica que ocurre cuando el cerebro y la nariz tienen una reacción exagerada a las cosas cotidianas, como la contaminación del aire, el aire frío, las comidas picantes o el ejercicio, y provocan que se produzca más moco del que realmente se necesita.

“La rinitis alérgica es probablemente la causa más común de escurrimiento nasal persistente, especialmente aquí en Houston”, dice el Dr. Takashima. “La humedad es tan alta que la mayor parte del año, las esporas de moho están por todas partes y los ácaros del polvo también”.

“Desafortunadamente, no está claro por qué ocurre exactamente la rinitis vasomotora, aunque sí sabemos que se vuelve más común con el aumento de la edad”, señala el Dr. Takashima.

También hay causas menos comunes que pueden provocar un goteo nasal constante, como usar ciertos medicamentos. Por ejemplo, el uso excesivo de aerosoles descongestionantes nasales puede ocultar la causa real de una secreción nasal que no desaparece.

“Una enfermedad viral a veces puede causar secreción nasal o tos persistentes, ya que estos suelen ser los dos últimos síntomas que desaparecen después de que se elimina la infección”, explica el Dr. Takashima. “Hoy por hoy, lo estamos observando con mayor frecuencia, debido al COVID-19, donde las personas están lidiando con secreción nasal o tos por mucho más tiempo después de su recuperación”.
Con todas estas posibles razones de una secreción nasal constante, el Dr. Takashima afirma que solucionar el problema comienza identificando qué lo está causando.

“Una vez que se define la etiología de la rinitis, los tratamientos varían según la causa”, agrega el Dr. especialista del Hospital Houston Methodist.

¿Cómo parar un escurrimiento nasal constante?

El primer paso para lidiar con una secreción nasal que no desaparece es consultar a un médico general. Él o ella determinarán los medicamentos y terapias que son necesarios para combatir los síntomas, como sprays nasales, antihistamínicos orales o irrigación de los senos paranasales.

“Estos medicamentos básicos pueden ayudar a tratar la rinitis alérgica”, puntualiza el Dr. Takashima. “La irrigación sinusal, o enjuague sinusal, es otra excelente opción, ya que limpia la nariz de irritantes, como alérgenos o contaminantes ambientales”.

Si estos medicamentos de primera línea no están funcionando, tu médico general debe referirte a un otorrinolaringólogo especializado en tratar problemas nasales y de los senos paranasales, también llamado rinólogo.

“En este punto, estaremos profundizando más en las causas que provocan la rinitis y que pueden estar potencialmente ocultas” explica el experto del Hospital Houston Methodist .

Tu otorrinolaringólogo te preguntará acerca de tu historial de síntomas y también si tienes otras condiciones de salud, y utilizará esta información para acotarlo a un diagnóstico más certero . Por ejemplo, si un paciente menciona que su nariz escurre más mientras come o hace ejercicio, es una gran pista para determinar si la rinitis no alérgica es la culpable.

“En un caso como ese, podemos utilizar un aerosol nasal de ipratropio, que reduce la cantidad de mucosidad que produce la nariz y de inmediato, ver si los síntomas mejoran”, explica el Dr. Takashima.

Si se sospecha de una rinitis alérgica, un otorrinolaringólogo puede recomendar pruebas de alergia y posteriores inyecciones o gotas para ayudar a combatir los alergenos específicos. Si se cree que el reflujo ácido es la causa, se pueden recetar medicamentos para mejorar esta condición.

“Probamos estas opciones para ver si los síntomas mejoran y, a partir de ahí, seguimos manejando el problema”, dice el Dr. Takashima. “A veces, sin embargo, a pesar de utilizar todas esas terapias y medicamentos, el paciente todavía tiene una secreción nasal persistente. Aquí es cuando comenzamos a considerar otros procedimientos”.

¿Qué hacer si el escurrimiento nasal continua a pesar del tratamiento?

Si la secreción nasal crónica no responde a los tratamientos convencionales y está afectando significativamente la calidad de vida de una persona, se pueden considerar procedimientos, como la cirugía.

“Por supuesto que siempre estamos tratando de encontrar formas no invasivas al tratar problemas como este, pero existen procedimientos que podemos realizar cuando sea necesario y son extremadamente útiles”, dice el Dr. Takashima.

Un ejemplo es la crioterapia o la terapia de radiofrecuencia que son dos procedimientos que se hacen en el consultorio y que ayudan a tratar la rinitis no alérgica.

“En estos casos, se coloca un pequeño dispositivo en la nariz y a lo largo del nervio que controla la producción de mucosidad”, explica el Dr. Takashima. “Puede aplicarse temperatura muy fría o energía de radiofrecuencia a ese nervio. Este tratamiento ayuda a evitar que el cerebro estimule inapropiadamente un exceso de mucosidad en la nariz”.

Ambos procedimientos causan mínimas molestias, son cortos y muy seguros. El Dr. Takashima señala que los dos procedimientos tienen una eficacia similar (alrededor del 65 % de los pacientes notan una disminución del 70 % en la cantidad de drenaje que tienen).

“Nuestro equipo ha dedicado mucho tiempo en investigar y publicar en por qué ocurre la rinitis crónica, al igual sobre la efectividad de estos procedimientos para tratarla”, dice el Dr. Takashima. “Hemos encontrado que estos procedimientos en el consultorio no solo son beneficiosos para la rinitis no alérgica. También pueden ayudar a reducir los síntomas de la rinitis alérgica”.

Esto significa que, en lugar de recibir inyecciones contra la alergia durante dos o tres años, algunos pacientes graves de rinitis alérgica pueden optar por someterse mejor a uno de estos procedimientos.

Como último recurso, la cirugía se puede considerar para el tratamiento de la rinitis crónica, que es cortar físicamente el suministro de nervios que producen exceso de moco.

“Si fallan los procedimientos en el consultorio, se considerará cirugía en algunos casos,” menciona el Dr. Takashima del Hospital Houston Methodist. “Preferimos agotar otras opciones de tratamientos, que van de los no invasivos, a los mínimamente invasivos, antes de recomendar alguna opción quirúrgica. Pero la cirugía puede ser una solución efectiva para tratar la rinitis crónica”.

Continue Reading

Panorama Médico

Monitoreo de amenazas de salud relacionadas con cambio climático

Published

on

Los efectos del cambio climático nos ponen en situaciones complejas que pueden tener graves consecuencias en nuestra salud. Se estima que en los próximos 30 años, el aumento de las temperaturas en regiones densamente pobladas provocará no solo la pérdida de salud, sino la migración masiva de personas. Comprender cuántas de ellas se trasladarán y a dónde, será clave para mitigar crisis humanitarias como la escasez de alimentos, las epidemias y los colapsos de infraestructuras.

Para monitorear los impactos en la salud y la población asociados al cambio climático, a la seguridad alimentaria y a la sostenibilidad, el Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME), junto con Planet Labs PBC y AI for Good Lab en Microsoft, anunciaron una colaboración para analizar imágenes satelitales de alta resolución y generar data que ayude a anticipar amenazas emergentes.

Estos organismos colaboraron ya en el inicio de la pandemia por covid-19, y ahora se busca replicar esfuerzos como el que desarrolló el IHME para modelar las tendencias y desarrollo de la pandemia, así como el impacto del distanciamiento social, el uso de cubrebocas y las vacunas.

La experiencia y las herramientas de cada organismo buscarán responder las siguientes preguntas: ¿Dónde vive la gente y hacia dónde se mudarán a medida que cambien las condiciones? ¿Cómo se está utilizando la tierra, especialmente con relación a la alimentación? ¿Cuáles son las enfermedades emergentes y endémicas que plantean amenazas regionales y globales?

Esta asociación es una muestra de la importancia de las colaboraciones y el poder de la innovación para proteger la salud y el bienestar de las personas en todo el mundo.

Los detalles de este proyecto se pueden encontrar aquí.  

Fuente: #TamizInformativo! de la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica, A.C. / 22 enero 2023

Continue Reading

Acciones Preventivas

Importante consumir fibra

Published

on

Es sabido que consumir fibra a diario es bueno para tu salud, ya que puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar obesidad, enfermedades cardíacas,  diabetes, alimenta las bacterias anti inflamatorias del intestino, regula las hormonas y se ha demostrado que aumenta la longevidad.

Entre los alimentos con una mayor cantidad de fibra podemos encontrar: Frambuesas, pera, manzana, plátano, naranja, fresas, brócoli, coliflor y zanahorias.

Para un mejor efecto sobre nuestra salud, es recomendable que el consumo de fibra vaya acompañada de ingesta de agua y de la práctica regular de ejercicio.

Continue Reading

Tendencias